¿Afganas experimentales rockeando on the street?

No es un chiste ni tampoco una burla cruel contra las mujeres del Medio Oriente. “Burka Banda”, más conocidas como “Afghan Singers”, es un trío de atrevidas afganas con ganas de hacer música.

En algún momento las llamaron las “Spice Girls” orientales. Los europeos estaban vueltos locos con estas afganas que cantaban en inglés, y usaban guitarra eléctrica y batería en música.

Corría el 2003 y el regimen Talibán caía. La invasión gringa trajo consigo no sólo la presencia de efectivos militares, sino que también la de muchas ONG y agrupaciones pro derechos humanos con ganas de educar, ayudar y divertir a los afganos.

Un grupo de German Records aprovechó el momento para buscar talentos en la zona. Con ayuda de una ONG, armaron una sala de ensayo. La idea era hacer un taller de música para que los locales experimentaran y sacaran a flote sus emociones.

Participaron muchos afganos. Tras varios años de represión y prohibiciones, eran varios los interesados en explorar el rock. Sin embargo, tres chicas fueron las que llamaron la atención de los monitores.

Pese a no saber nada de batería, una chica mostró condiciones en la percusión y logró llevar un ritmo.  Otra muchacha lograba sacarle notas a la guitarra y una tercera quiso traducir al inglés la letra de su canción.

Los organizadores del taller vieron talento y les propusieron armar una banda en serio. Las afganas aceptaron felices. Sólo tenían una condición: debían usar en todo momento su burka, esa prenda que cubre a las mujeres de pies a cabeza.

-No creo que a nuestros padres y hermanos les guste la idea de que seamos rockeras- dijo Nagiz, la baterista a los de German Records – Y si la gente se entera que somos de la banda, habrá muchos que querrán matarnos.

Porque pese a que los Talibanes ya no mandan, todavía hay muchos simpatizantes de las viejas costumbres y las mujeres tienen una serie de reglas que cumplir. Las chicas de “Burka Band” lo saben.

“Burka Blue” ,el primer single, fue un éxito en Europa y Asia. El single sonaba en todas las radios y pronto la demanda obligó a los realizadores a lanzar un video. El escenario elegido fue la sala donde se realizó el taller musical y las calles de Kabul, la ciudad de las chicas.

La letra de “Burka Blue” habla sobre lo que es para una chica usar esta prenda y además el cambio que se vive en Afganistán después de la caída del regimen Talibán. “My mother wears blue jeans now, and I am so surprised, the things are changing faster, I don’t know if it’s right…”, cantan las afganas.

Mientras duró fue bueno. En Alemania, Suiza, Inglaterra y Francia eran cordialmente invitadas para participar en programas de música y televisión. Tocaron festivales, cientos de fans alrededor del mundo corearon “Burka Blue”.

Hoy, la baterista y la guitarrista tienen un trabajo regular en Afganistán. Nadie sospecha de que alguna vez fueron las atrevidas que dieron la vuelta al globo con su canción sobre el kabur.

La vocalista emprendió nuevo rumbo. Aprovechando su conocimiento del inglés decidió ir a probar suerte a Pakistán. -Acá no se puede ser cantante- explicó cuando abandonó el país.

Youtube inmortalizó a lo que fue la sensación de oriente y quizás Nagiz todavía sonríe al ver su video -tan popular y votado- en la web. A veces, también da una que otra entrevista, siempre con kabur, siempre diciendo que todavía falta mucho para que las mujeres en Afganistán den la cara.

más en http://www.revistasandia.cl

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: